809597045

(Energía Estratégica – Argentina, 20/01/2023) La tecnología hidroeléctrica sigue liderando el mercado mayorista, pero el gremio empresario apuntará a diversificar cada vez más el parque de generación.
Guatemala cerró el año 2022 con 3385,13 MW de potencia efectiva interconectada en el Sistema Eléctrico Nacional, siendo la mayoría proveniente de centrales de generación a partir de recursos energéticos renovables.
Las más de 50 hidroeléctricas operativas en el país por un total de 1512,56 MW representaron el 44,68% de la capacidad instalada, la energía eólica el 3,17% a partir de tres parques que suman 107,40 MW, la tecnología fotovoltaica aportó el 2,82% a través de 10 plantas solares entre utility scale y distribuidas que totalizan 95,50 MW.
El 49,33% restante corresponde a 1.669,67 MW de capacidad térmica renovable y no renovable, entre las que se encuentran turbinas de vapor, turbinas de gas, turbinas de gas natural, motores de combustión interna, ingenios azucareros, geotérmicas y bioenergías.
Desde la Asociación de Generadores con Energía Renovables (AGER) destacaron no sólo el avance de las energías renovables en la matriz eléctrica, sino también su mayor participación en la cobertura de la demanda.