809597045

(El Economista) La demanda eléctrica de los grandes usuarios creció en la segunda semana de agosto por encima del 87% respecto de los niveles registrados previo a la declaración del aislamiento social por la pandemia de coronavirus, el 19 de marzo, impulsado por la habilitación progresiva de distintas actividades productivas.
Así se desprende del informe de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) en el que se reseñó que “la gran demanda comenzó a aumentar su consumo desde los últimos días de abril, partiendo de valores de alrededor del 60%, hasta alcanzar actuales valores del 87%”.
“En la primera semana de agosto la gran demanda se ubicaba algo cercano al 85% respecto a la previa a la cuarentena; y se sigue observando un leve aumento de la gran demanda de los grandes usuarios y de autogeneración semana a semana”, planteó Cammesa.