809597045

(EconoJournal) El gobierno volvió a postergar la suba del impuesto a los combustibles para evitar más presión a la inflación. La pérdida en la recaudación del Estado superará los US$ 3.600 millones, que es aproximadamente un 1% del PBI del país. La postergación es hasta el 1° de julio.