809597045

(EconoJournal, 03/11) De acuerdo a las estimaciones realizadas por la consultora Economía y Energía, un usuario R2 que renunció al subsidio y tiene un consumo mensual de hasta 325 kWh por bimestre, comenzará a recibir en las próximas semanas una factura de $2.738, es decir, con un incremento del 89% en comparación a lo que abonaba en junio, cuanto aún no estaba vigente el esquema de segmentación tarifaria.
El gobierno avanzó con el segundo escalón del esquema de quita de subsidios. A través de las resoluciones 554/2022 y 555/2022 publicadas este jueves en el Boletín Oficial, el Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) oficializó los nuevos cuadros tarifarios de Edenor y Edesur -las dos mayores distribuidoras eléctricas del país que nuclean al 30% del total de los usuarios- e informó sobre el impacto que esto tendrá en las tarifas. Las subas serán de hasta el 89 por ciento, según se desprende de la comparación de los cuadros tarifarios.
De acuerdo a las estimaciones realizadas por la consultora Economía y Energía, que dirige Nicolás Arceo, un usuario de Nivel 1- de mayores ingresos- catalogado como R2, que presenta un consumo mensual de hasta 325 kWh por bimestre, comenzará a pagar en las próximas semanas una factura de $ 2.738, es decir, con un incremento del 89% en comparación a lo que abonaba en junio ($ 1.448), cuanto aún no estaba vigente el esquema de segmentación tarifaria. Por su parte, un R4 del mismo nivel, que consume hasta 450 kWh, sufrirá un incremento del 85% respecto al mismo mes debiendo abonar una factura de $ 5.237, cuando anteriormente percibía una boleta en torno a los $2.830.