809597045

(El Economista) Durante los últimos días, el presidente Alberto Fernández anunció que el aumento de las tarifas de los servicios públicos, que están congeladas desde el primer trimestre de 2019, se empezará a discutir a partir de marzo del próximo año. Sin embargo, especialistas prevén que probablemente los aumentos no se realizarán en esa fecha, lo cual afectaría al sector energético del país.
“Las últimas declaraciones del Presidente sobre el inicio de la discusión de las tarifas son preocupantes para la economía energética del país. Si los incrementos se efectivizan en marzo o abril, el aumento directo de esos aumentos impactará en julio o agosto, aproximadamente, meses que están muy cerca de las elecciones legislativas. Y luce por lo menos difícil que un gobierno suba las tarifas en medio de una elección”, afirmó Alejandro Einstoss, integrante de IAE Mosconi, ante El Economista.