809597045

(EconoJournal) Un paro de 11 sindicatos navieros paralizó toda la actividad logística de combustibles para las centrales eléctricas. La medida de fuerza hasta podría demorar el reingreso del barco regasificador de Excelerate en Bahía Blanca. El gobierno se negó a firmar la conciliación obligatoria para no legitimar el conflicto.
Un extraño reclamo de 11 gremios de trabajadores navieros paralizó la actividad de todos los barcos de transporte de petróleo y derivados a nivel nacional. Los buques que cargan el petróleo de la cuenca del Golfo San Jorge y lo traen hasta los puertos de Buenos Aires, así como también las embarcaciones contratadas por Cammesa e YPF para garantizar la logística de gasoil para las centrales eléctricas están frenados desde la tarde del martes a las 18.
Los sindicatos paralizaron por 48 horas las actividades marítimas, fluviales, pesqueras y lacustres en todo el país. EconoJournal intentó comunicarse con Marcos Castro, titular del sindicato de Capitanes y principal promotor de la medida de fuerza, pero el dirigente no contestó las consultas de este medio.