809597045

(Los Tiempos, 15/02) La determinación del Gobierno de restringir a las industrias el uso de gas natural para la generación de energía eléctrica provocará un considerable aumento en los costos de producción que será trasladado al consumidor final. El sector industrial advierte que la medida puede tener un efecto inflacionario.
En pasados días, la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco) manifestó su preocupación por la reglamentación del Decreto 4794, que dispone que las industrias deben conectarse al sistema de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y dejar de autogenerar electricidad.
Luis Fernando Strauss, gerente de Desarrollo Empresarial de Cainco, dijo que las industrias, desde 2014, realizaron inversiones en equipos de generación eléctrica con la finalidad mejorar la competitividad, es decir, que sus productos sean más accesibles para la población.
Sin embargo, con la aplicación del mencionado decreto, las industrias tendrán un incremento de hasta un 40 por ciento en sus costos de producción. Esta situación, según Strauus, tendrá un impacto directo en la población, puesto que a la industria no le quedará otra alternativa que trasladar el incremento al consumidor final.