809597045

(Los Tiempos, 17/11) Aunque ya concluyó la construcción de la línea de transmisión Juana Azurduy de Padilla, que interconecta Bolivia con Argentina, la exportación de energía eléctrica al vecino país aún no se concreta. Según analistas, esto surge porque, con la actual coyuntura de precios, a Bolivia le conviene más exportar gas natural que electricidad a Argentina.
Este medio solicitó información a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) respecto al avance del proyecto; sin embargo, desde la Unidad de Comunicación se informó que en los próximos días el presidente Luis Arce se referirá al tema.
En febrero de este año, el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, José María Romay, informó que la línea de transmisión tenía un 97,5 por ciento de avance físico y su conclusión estaba prevista para marzo.
En tanto, el gerente general de ENDE Transmisión, Filiberto Soto, informó a La Razón que el proyecto de exportación está en la fase final de cumplimiento de temas administrativos y regulatorios en Argentina.
“Estamos en la última fase de cumplir algunos requerimientos administrativos y regulatorios en el mercado vecino argentino de manera tal que, en las próximas semanas, hasta fin de año, deberíamos estar concretando la exportación de energía eléctrica al vecino país de la Argentina”, dijo.