809597045

(PV Magazine, 06/12) La planta se alimenta con energía solar, un banco de baterías de litio y un grupo electrógeno (a diésel), controlados y supervisados por un controlador maestro (multicloster box 36) que define cuál tecnología alimenta el circuito de media y baja tensión hasta el usuario final.
Bolivia ha puesto en marcha el que denomina “primer sistema eléctrico integrado de generación y distribución inteligente”. Ha supuesto una inversión de 10,3 millones de bolivianos (1.452.000 dólares estadounidenses), y el presidente del país, Luis Arce Catacora, junto con el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, lo entregaron en la comunidad Cerro San Simón, en el municipio beniano de Baures.
La planta cuenta con tres fuentes de alimentación: energía solar, un banco de baterías de litio y un grupo electrógeno (a diésel), los cuales son controlados y supervisados por un controlador maestro (multicloster box 36) que define cuál tecnología alimenta el circuito de media y baja tensión hasta el usuario final. “Por ejemplo, si hay energía solar, el sistema prioriza esa fuente; si está nublado, utiliza la energía almacenada en las baterías, y si no existe ninguna de las dos, entra en operación el generador electrógeno”, explican desde el Ministerio. No se han facilitado más datos técnicos del sistema, pero en las imágenes se puede ver que se han usado inversores del fabricante alemán SMA.