809597045

(Revista Electricidad, 10/03/2023) Tribunal de alzada capitalino rechazó la reclamación interpuesta por CGE Transmisión en contra de la resolución que le aplicó una multa por 17.000 UTM debido a fallas ocurridas en la comuna de Victoria, en 2021.
La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó la reclamación interpuesta por la empresa eléctrica CGE Transmisión S.A. en contra de la resolución de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) que le aplicó una multa por 17.000 UTM debido a interrupciones de servicios de la línea de abastecimiento Los Peumos-Curacautín, en la comuna de Victoria, en septiembre de 2021, y que afectó a 12.388 clientes regulados.
En fallo unánime (causa rol 587-2022), la 9ª sala del tribunal de alzada descartó actuar arbitrario de la entidad fiscalizadora en el proceso sancionatorio y en el monto de la sanción.
“Que, en este contexto, cabe señalar como primera cuestión fundamental que los artículos 139 y 223 de la Ley General de Servicios Eléctricos impone como deber a los concesionarios de servicios públicos de cualquier naturaleza, mantener las instalaciones en buen estado y en condiciones de evitar el peligro para las personas o cosas, de acuerdo a las disposiciones reglamentarias correspondientes y que en iguales condiciones de seguridad se deberán encontrar las instalaciones de energía eléctrica de uso privado. Diversas otras normas de rango reglamentario, exigibles por cierto a la reclamante, consagran también el deber de todo operador de mantener las líneas en buen estado de conservación”, sostiene el fallo.