809597045

(Revista Electricidad) Dado que las inversiones en este sector se proyectaron con cálculos más ambiciosos, la corrección podría generar una sobreoferta, lo que afectaría a las compañías. Pese a ello, en la industria se prevé que la inversión no disminuirá.
Un complejo escenario, al igual que distintos sectores de la economía, vive la industria eléctrica. La pandemia les afectó por el hecho de que diferentes actividades paralizaran o bajaran su ritmo, lo que a su vez trajo aparejada inmediatamente una caída en la demanda eléctrica.
A la fecha, el Coordinador Eléctrico estima que la baja en la demanda en comparación al año anterior acumula un 5% y, para lo que queda del año, el panorama sería más desfavorable aún.
Estas cifras fueron recogidas por el Informe Técnico Preliminar de Fijación de Precios, que emitió la Comisión Nacional de Energía (CNE). Allí se anticipa una importante caída en la demanda, no solo para 2020, sino también para los próximos años.