809597045

(Revista Electricidad) Así lo detectó el estudio conjunto realizado por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) y Enel Distribución, en que se obtuvieron los datos horarios de consumos provenientes de aproximadamente 326.000 equipos de medición inteligente, de 32 comunas de la capital.
El consumo eléctrico en sectores regulados aumentó 40% en promedio en 32 comunas de Santiago entre marzo y mayo pasado, alcanzando niveles de 103% en Vitacura, debido al efecto combinado entre el confinamiento de la cuarentena en la zona y las bajas temperaturas de estos meses, según indicó conjunto del estudio del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) y de Enel Distribución.
La investigación analizó por primera vez el impacto producido por la pandemia del Covid-19 en la evolución de la demanda eléctrica regulada a nivel residencial y del pequeño comercio, “con un gran nivel de granularidad espacial y temporal para 32 comunas de Santiago”, donde se obtuvieron los datos horarios de consumos provenientes de aproximadamente 326.000 equipos de medición inteligente.