809597045

(Revista Electricidad) Así lo señala el Reporte Anual de Generadoras de Chile, donde también se consigna un aumento del aporte solar fotovoltaico de 1.291 GWh, mientras que el eólico lo hizo en 725 GWh.
Un avance en el proceso de descarbonización se registró en el Reporte Anual de Generadoras de Chile, pues la generación bruta del carbón bajó de 28.390 GWh en 2019, a 27.008 GWh durante el año pasado, marcando un retroceso de 1.382 GWh, mientras que las energías renovables variables, solar fotovoltaica y eólica, subieron en más de 2.000 GWh.
El documento gremial precisa que la generación bruta de centrales solares fotovoltaicas subió de 6.347 GWh a 7.638 GWh, lo que significó un alza de 1.291 GWh. Por su lado, la inyección de parques eólicos al sistema eléctrico aumentó de 4.812 GWh a 5.537 GWh, anotando un alza de 725 GWh.
Eso sí, también se consigna un incremento de la generación de centrales diésel, de 683 GWh a 908 GWh, representando un crecimiento de 32,9%.
En ventas de energía, el reporte señala un aumento de 3,6% para clientes libres, de 42.181 GWh en 2019, a 43.681 GWh en 2020, mientras que a nivel de clientes regulados se produjo una contracción de -4,5%, de 29.489 GWh a 28.158 GWh.