809597045

(Revista Electricidad) Enel Chile se ha puesto como meta a 2023 la reducción del 64% de sus emisiones directas de CO2 respecto de lo generado por sus operaciones de generación en 2017. De esta manera la empresa se compromete a que alrededor de 90% del total de su producción energética deberá estar libre de CO2.
Un pilar para llevar adelante esta medida es el plan de cierre de todas sus unidades a carbón y a la inversión en energía renovables que desarrolla la compañía, mediante la cual agregará 2,4 GW de capacidad instalada, proveniente de fuentes renovables, ya sean eólicas, solares, geotérmicas e hídricas a 2023, de los cuales más de 1,3 GW están actualmente en construcción.
El gerente general de Enel Chile, Paolo Pallotti, señaló que en dos años más esperan que el 77% de la capacidad instalada de la empresa provenga de centrales de energías renovables, “contribuyendo de esta manera al ODS 7, sobre Energía Asequible y no Contaminante”, afirmó.