809597045

(Revista Electricidad) (La Tercera-pulso) Víctor Tavera explica que el incremento en las cuentas de la luz se ha producido por la reactivación de las lecturas y porque muestran el aumento del consumo residencial del período de invierno, y también por el impacto del confinamiento.
Días agitados ha vivido Víctor Tavera, gerente de Mercados de Enel Distribución. El ejecutivo que está vinculado con la eléctrica desde 2005, asegura que la facturación que en los últimos días han recibido los 1,9 millones de clientes que tiene la compañía son correctos y afirma que “no estamos cobrando ni un peso de más ni de menos de lo que efectivamente han consumido los hogares”.
Tavera explica que por la pandemia la compañía dejó este año de hacer la lectura presencial de medidores entre el 25 de marzo y el 15 de junio, y reconoce que sabían que, al retomar esa labor, se iba a generar una distorsión en la tarifa eléctrica. “Los clientes vienen pagando una cuenta que no era la que se debía pagar, con consumos estimados, y hoy aparece una cuenta donde están los consumos reales y, sobre todo, consumos de invierno, que son mayores, por eso el cliente tiene un alza”, detalla.