809597045

(Revista Electricidad) (La Tercera-Pulso) El presidente de Enel Chile -firma que esta semana anunció el cierre anticipado de sus dos últimas centrales a carbón- dice estar conforme con las medidas que ha tomado el gobierno para combatir el Covid-19, pero estima que las cuarentenas en la capital podrían modificarse, dado el nivel de pobreza que enfrenta, en especial, esta zona del país. “El hambre y el trabajo priman por sobre la salud”, señala.
Sin mucha esperanza está el presidente de Enel Chile, Herman Chadwick. Es que al ver la televisión e informarse en estos días de cuarentena -que lo tienen en su casa teletrabajando desde mediados de abril-, se da cuenta que la pandemia por el Covid-19 será más permanente, lo que, a su juicio, perjudicará de mayor forma a la gente más vulnerable del país.