809597045

(Revista Electricidad) (El Mercurio) La empresa nipona cerró el traspaso del 40% que tenía en la termoeléctrica Cochrane, una de las últimas centrales a carbón que entró en operación en el país, el año 2016.
Bajo estricta confidencialidad, la japonesa Mitsubishi puso fin a la sociedad que durante ocho años mantuvo con AES Gener. Esto, porque el 16 de junio pasado la nipona cerró el traspaso del 40% que tenía en la termoeléctrica Cochrane, una de las últimas centrales a carbón que entró en operación en el país, el año 2016.
La unidad -ubicada en Mejillones y que tiene 500 MW de capacidad- era el único socio activo de generación eléctrica de Mitsubishi en Latinoamérica. En otros países de la región, la asiática ha sido constructora de estas instalaciones, según explica la propia firma en un brochure corporativo donde dice que está presente en 18 áreas de negocios en 11 países de Sudamérica.