809597045

(Revista Electricidad) Se trata del proyecto Culenco, que contempla 248 MW de potencia instalada, además de un sistema de almacenamiento de 60 MW.
En calificación dentro del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) se encuentra el proyecto «Parque Eólico Culenco» que busca construirse en la Región de Ñuble, específicamente en las comunas de San Carlos, Ninhue y Quirihue, considerando 248 MW de potencia instalada, bajo una inversión estimada de US$300 millones.
La iniciativa fue presentada por la empresa alemana Plan 8 Unendliche Energie y contempla la implementación de 31 aerogeneradores de 9 MW cada uno, proyectando una generación promedio anual de 748 GWh. También considera un sistema de almacenamiento, con baterías de ion litio, de 60 MW.
«Los dispositivos BESS corresponden a un sistema de almacenamiento de energía que consta de baterías, conversores bidireccionales y sistemas de protección y control, los cuales se encuentran ensamblados al interior de un galpón especialmente acondicionado para mantener las características de temperatura y humedad necesarias para el correcto funcionamiento de estos equipos», se indica en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).