809597045

(Revista Electricidad) Pese a que la cantidad de energía desperdiciada no alcanza al 1% en agosto. En la industria advierten que podrían aumentar los costos de operación.
El cambio hacia una matriz limpia y renovable está en proceso, sin embargo, en el último mes se vio que una pequeña parte de esa energía se perdió. En concreto, en agosto se vertieron 387 MW, lo que representó menos del 1% de la generación total del sistema.
La cifra no es alarmante, pero los proyectos renovables se siguen construyendo y desarrollando, por lo que podría transformarse en un problema mayor en un corto plazo. Además, tomando en cuenta que solo el año pasado se dio inicio a la línea de transmisión Cardones-Polpaico, proyecto que entre sus objetivos está transportar energía del norte (mayormente solar) al centro (donde está el mayor consumo).