809597045

(Revista Electricidad, 15/02) El proyecto significó el recambio de cerca de 50 kilómetros de conductor en la línea 2×220 kV Tineo-Puerto Montt y la modernización de equipamiento en dos subestaciones, apuntando a hacer más robusto el sistema de transmisión.
En el marco del proceso de descarbonización de la matriz energética nacional y buscando disminuir el riesgo de pérdida de energías renovables ante la falta de capacidad instalada de transmisión en el país, Transelec realizó importantes obras de ampliación y mejoramiento en la línea de 220 kV Tineo-Puerto Montt y sus subestaciones, en la región de Los Lagos.
Este proyecto toma especial relevancia ante el aumento sostenido de participación de las energías renovables no convencionales (ERNC) durante los últimos años. Sin embargo, parte de esa energía se pierde por no contar con infraestructura suficiente para su transporte o almacenamiento, problema conocido como vertimiento. De hecho, en 2022 se dejaron de utilizar del orden de los 1.400 GWh, es decir, tres veces más de lo que se perdió en 2021.