809597045

(Portal Movilidad, 09/02) Luego de un estudio de mercado de los últimos años, se presenta esta propuesta que representa una disminución cercana al 18% sobre la nueva tarifa del ente.
La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) solicitó a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) una rebaja en la tarifa de centros de carga rápida para vehículos eléctricos.

La petición es de ₡28, por lo que pasaría de los ₡155 propuestos por la autoridad reguladora, a ₡126 el minuto de uso.

Esta rebaja, representa una disminución cercana al 18% sobre la nueva tarifa del ente. Responde a una potencia promedio de carga de 45 kW y no de 50 kW, como se estimó en el primer estudio tarifario de la Aresep.