809597045

(El Tiempo) Hoja de ruta estará lista en el segundo trimestre y estudio con escenarios en el segundo semestre. Luego de apostarle a la generación a gran escala de energías renovables no convencionales basadas en fuentes como el sol y el viento, mediante la primera subasta de contratos de energía a largo plazo del 2019, desde finales de 2020 el Gobierno avanza en la elaboración del mapa que el país debe seguir para incorporar el hidrógeno a su canasta energética, un paso clave en el mundo para la descarbonización y en el que Colombia no se puede quedar atrás. Con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se presentará en el segundo trimestre del año la hoja de ruta que define un plan a 30 años para establecer en Colombia una economía del hidrógeno. Lo anterior evaluando, según el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, posibles fuentes de hidrógeno verde y azul, las oportunidades de mercado en diferentes segmentos y las posibilidades de exportación a países como Alemania y otros de Europa, dado que para los próximos años se calcula una fuerte repunte en la demanda de este gas.