809597045

(El Universo) El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables hizo el lanzamiento oficial del proceso público de selección para la concesión de la construcción y operación de una nueva central de generación termoeléctrica que funcionará con gas natural. Se trata del proyecto Bloque Ciclo Combinado Gas Natural que, tendrá una potencia instalada de 400 megavatios, por el cual se espera una inversión privada de $ 600 millones. Este monto incluye la infraestructura de la cadena de suministro de gas natural y el gas utilizado será importado.
Esta central de ciclo combinado se construirá en la Costa ecuatoriana, en el sitio que decidan los oferentes privados. Pero de acuerdo a la sugerencia del Ministerio podría ser en el Puerto Monteverde, en la provincia de Santa Elena, que actualmente funciona como terminal de gas licuado de petróleo, o en el puerto de Posorja, en el cantón Guayaquil.
La nueva central se concesionará con un plazo de 30 años (5 de construcción y 25 de operación) y se le pagará con un cargo fijo y un cargo variable por la energía producida. La energía que generará este proyecto será inyectada al Sistema Nacional Interconectado (SNI), en subestaciones ubicadas en Guayaquil, a través de un contrato de compra – venta de energía.
Se espera que la construcción del proyecto tenga una duración de 30 meses, contados a partir de la fecha de la firma del contrato de concesión que sería en octubre del 2021. La generación de este nuevo proyecto será complementaria a la energía hidroeléctrica, especialmente entre los meses de septiembre y marzo, cuando disminuye la producción de las centrales ubicadas en la cuenca amazónica.
Este proyecto es distinto a la iniciativa que tenía el Ministerio anteriormente de concesionar Termogas Machala. Sobre el tema, el ministro de Energía, René Ortiz, dijo que sí saldrá a concesión y que Celec está haciendo su parte técnica para definir el estado de la planta. Pero además insistió que el campo Amistad, que alimenta a Termogas Machala, está en plena declinación y que estudios dicen que para 2023 ya no sería económicamente viable.