809597045

(El Periódico de la Energía) Desde el pasado 1 de julio el servicio de interrumpibilidad del mercado eléctrico español ha dejado de funcionar. La última subasta celebrada a finales del año pasado solo abarcaba para los seis primeros meses del año, y el Gobierno ha dejado a la industria sin una de sus subvenciones favoritas que le ayudaba a sobrellevar los altos precios de la energía en España.
Según Red Eléctrica, el servicio de interrumpibilidad es una herramienta de gestión de la demanda para dar una respuesta rápida y eficiente a las necesidades del sistema eléctrico de acuerdo a criterios técnicos (de seguridad del sistema) y económicos (de menor coste para el sistema).
Este servicio se activa en respuesta a una orden de reducción de potencia dada por Red Eléctrica a los grandes consumidores que sean proveedores de este servicio, principalmente, la gran industria.