809597045

(El Periódico de la Energía) El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno a otras seis instalaciones de plantas fotovoltaicas por una capacidad total de más de 100 MW, dos de ellas en Toledo (Villaseca y Huecas); una más en Barajas de Melo (Cuenca); otra en Manzanares y dos en la provincia de Albacete, concretamente en Ayna y en Chinchilla de Montearagón.
En Huecas, Castor Solar invertirá 22 millones de euros para instalar 50 megawatios de potencia, para lo cual creará 350 empleos directos durante 7 meses y cuatro más en la fase de explotación. Ya cuenta con Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable, y se prevé que comience a funcionar en mayo de 2021.
La instalación de Villaseca, también con Declaración de Impacto Ambiental favorable, prevé con 20 millones de inversión instalar otros 50 megawatios de potencia, según la información facilitada a Europa Press por la Consejería de Desarrollo Sostenible.
Creará otros 350 empleos directos durante su fase de construcción de 7 meses más cuatro fijos durante su explotación, y al igual que la planta vecina de Huecas, comenzará a suministrar energía a la red en mayo de 2021.