809597045

(El Periódico de la Energía) El Plan de Recuperación del Gobierno de Pedro Sánchez destaca una inversión de 684 millones de euros destinada al despliegue de almacenamiento energético. El PNIEC incluye para 2030 una necesidad de capacidad de almacenamiento a gran escala adicional al instalado a día de hoy en el sistema eléctrico de 6 GW compuesto por bombeos y baterías. Las simulaciones de despacho de generación del escenario objetivo del PNIEC a 2030 estiman una producción anual de las baterías de 3.300 GWh de energía, previamente consumida en su almacenamiento.
En el contexto de la elaboración de la Estrategia de Almacenamiento Energético se ha identificado el potencial del almacenamiento a gran escala tanto para diferir en el tiempo el uso de la generación renovable como para aportar servicios al sistema, desde regulación de frecuencia, apoyo en las rampas (flexibilidad) o para el arranque autónomo (“black start”). En la propia Estrategia se profundiza en las necesidades detectadas en el PNIEC, contemplando la disponibilidad de más de 19,5 GW de almacenamiento a gran escala, abarcando desde almacenamiento diario a estacional.