809597045

(El Periódico de la Energía, 24/02) En menos de un año España ha multiplicado por tres el número de cargadores públicos rozando los 35.000 y superando a países tan representativos como Suecia
España se ha puesto las pilas en lo que a la mejora de la infraestructura de carga se refiere. Hace algo más de un año nuestro territorio estaba colocado como uno de los peores en número de cargadores, sin embargo, según los últimos datos del Observatorio Europeo de Combustibles Alternativos, a finales de 2022 había un total de 34.380 puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos superando al que es considerado como uno de los países más volcados con la electrificación como es Suecia que aglutina 25.465 puntos.
Una cifra que nos permite dar el salto al ‘top 5’ de los países de la Unión Europea (UE) con mayor número de instalaciones de este tipo.