809597045

(El Periódico de la Energía) A finales de 2019 ya había 203.000 cargadores para coches eléctricos en toda Europa, según datos de Transport & Environment. Noruega fue pionera, pero en los últimos años han sido muchos países los que han aumentado a gran velocidad su infraestructura de recarga. España figura en sexta posición, con más de 9.000 puntos de carga, pero muy lejos de los grandes países de la UE.
Según datos de Transport & Environment, actualmente hay en Europa alrededor de 203.000 cargadores públicos para coches eléctricos repartidos en toda Europa. La cifra podría parecer abultada pero, según estimaciones de la Comisión Europea, en el año 2030 se necesitarán 2,8 millones de cargadores, lo que significa multiplicar casi por 14 el número de puntos de recarga en los próximos 10 años.