809597045

(Cinco Días) En sus alegaciones al decreto sobre subastas, Aelec dice que distorsiona el mercado
En línea con las comercializadoras independientes, las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP), a través de Aelec (antigua Unesa), también han criticado el sistema de liquidación que el Ministerio para la Transición Ecológica establece en la normativa sobre subastas, en estos momentos en trámite de audiencia.
En las subastas los inversores pujarán por un precio por kWh y los adjudicatarios tendrán garantizado ese precio a futuro: si en el mercado lo superan, deberán devolver, y si no lo alcanzan, se lo compensarán las comercializadoras que, después, lo facturarán a los consumidores. Porque estos no lo pagarán en los peajes, sino en el coste de la energía de su recibo.
En sus observaciones al real decreto por el que se regula el régimen económico de energías renovables, Aelec manifiesta que este procedimiento “representa una distorsión de la señal de precio de mercado que puede generar incertidumbre entre los agentes”.