809597045

(El Periódico de la Energía, 22/02) La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que la agilidad en la tramitación del desarrollo de energías renovables no está reñida con la protección ambiental debida y que “a la menor duda”, los expertos devuelven el expediente administrativo al procedimiento ordinario.
Ribera ha respondido así a la pregunta del diputado del BNG Néstor Rego que quería saber si a la vicepresidenta le parece compatible con el objetivo de preservación ambiental y de apoyo al sector primario que las empresas puedan decidir dónde instalar parques o macro parques eólicos sin control, sin necesidad de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y sin participación ciudadana, como establece el Real Decreto-ley 20/2022.
La ministra de Transición Ecológica ha manifestado que el desarrollo de las renovables tiene que basarse en “pequeñas instalaciones y en el autoconsumo“, que ha crecido más de un 2.000 por ciento en los últimos cuatro años, pero también con las plantas eólicas y fotovoltaicas “con todas las garantías ambientales”.
Así, ha asegurado que no se ha levantado la protección ambiental porque no se tramita “ningún procedimiento” si existe antes una garantía o permiso previo de acceso para evacuar esa electricidad, lo que frena toda esa avalancha de proyectos.
Además, ha garantizado que no podrá desarrollarse este procedimiento agilizado si afecta a algún espacio marino, si son líneas de más de 15 kilómetros o líneas aéreas, si afecta a alguna superficie que cuente con alguna figura de protección ambiental o sin que presenten un estudio ambiental con todas las garantías.