809597045

(El Periódico de la Energía, 23/02) La ministra ha argumentado que en el contexto energético actual es necesario adoptar respuestas “equilibradas”
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha defendido el impuesto a empresas energéticas como una medida “temporal, limitada y adecuada”, después de que Iberdrola haya tachado este tributo de “arbitrario y discriminatorio”.
En un evento organizado por Nueva Economía Forum, la vicepresidenta ha explicado que en un contexto de “incremento desproporcionado” de los precios de la electricidad, es necesario adoptar respuestas “equilibradas” en las que se impliquen aquellos que, como la empresa energética, estén registrando mayores beneficios.
Los recursos al impuesto a las energéticas
Sobre todo, cree Ribera necesario este “esfuerzo colectivo” teniendo en cuenta el impacto que este aumento de la factura eléctrica ha tenido en el conjunto de la economía. Por ello, la ministra considera necesario apostar por medidas ya no solo en el marco de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), sino también mediante tributos u otros instrumentos regulatorios.