809597045

(Prensa Libre) En total, según un reporte de este viernes 6 de noviembre (actualizado a las 15 horas), se encontraban fuera de servicio 597.4 megavatios (MW) por las hidroeléctricas que no están aportando su energía al Sistema Nacional Interconectado (SNI).
Edgar Navarro, presidente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM) indicó que la hidroeléctrica Palo Viejo, de 87.4 MW, registró derrumbes los canales donde pasa el agua.
En tanto las hidroeléctricas Xacbal (100 MW), Xacbal Delta (58.4 MW), Renace I (65.2), Renace II (107.2), Renace III (67), Oxec I (24.3), Oxec II (60), Río Bobos (10.3), Raaxhá (5) y Pasabién (12.6), reportaron problemas por alto caudal entrante y en algunos casos inundación en alguna de las áreas, se agregó.
Según el informe del AMM se reporta que el caudal excesivo no permite operar, que evacuaron por seguridad del personal y no se ha hecho evaluación del estado de la central hidroeléctrica.
“Consecuencia de las fuertes lluvias se produjeron crecientes extraordinarias, creando condiciones adversas para la operación del Sistema Nacional Interconectado, y sobre todo para la operación de las centrales generadoras hidroeléctricas que se encuentran en las zonas afectadas, por lo que por resguardo de la vida y seguridad del personal de dichas plantas, salieron de servicio las centrales hidroeléctricas”, se expone en un boletín del AMM.
Navarro explicó que para sustituir esa energía y cubrir la demanda, desde el jueves se empezó a convocar a las plantas por 811.8 MW de centrales que generan con carbón y con búnker e incluyendo los 120 MW de importación con gas natural. Aunque 64.5 MW debieron salir posteriormente por problemas de operación en el sistema de combustible o falta de combustible.