809597045

(Portal Movilidad) Se trata de una solución que pretende mitigar dos problemas: la todavía insuficiente cantidad de puntos de carga y la necesidad de fabricar autos eléctricos con más autonomía. Suecia pretende ser el primer país del mundo con rutas y calles que tengan incluida una red eléctrica para cargar las baterías de los vehículos que circulen por ellas. Según las autoridades de transporte del país escandinavo, será una solución que contribuya efectivamente a permitir a los ciudadanos y flotas de transporte, puedan adoptar un vehículo eléctrico.