809597045

(Hoy) La falta de mantenimiento y de inversión en instalaciones eléctricas que por más de 15 años ha afectado a la Empresa Distribuidora de Eléctrica del Sur (Edesur), podría culminar este martes si el Senado de la República aprueba un préstamo de US$155 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Con la inyección de esos fondos que se destinarán en la construcción de 8 nuevas subestaciones y la readecuación de otras 12 que posee Edesur, que ya agotaron su ciclo de vida útil, sin dudas salvarían de un colapso el suministro de energía eléctrica en el Gran Santo Domingo y en la zona sur del país.
El administrador de Edesur, Milton Morrison afirmó que de no aprobarse el préstamo del BID en el Congreso, se dilataría la solución a la problemática que concierne a las subestaciones que están en un estado crítico, 12 de ellas ubicadas en la zona de concesión de Edesur.
“El estado crítico de 12 de las subestaciones debe verse con preocupación, porque pone en riesgo la estabilidad y la continuidad del servicio eléctrico, imprescindible, sobre todo cuando actualmente se tiene la necesidad de suministrar casi al 100% electricidad para el buen desempeño del año escolar virtual”, expresó Morrison.