809597045

(El Observador, 13/01/2023) La energía serviría para cubrir tramos puntuales de la demanda y así disminuir el uso de generación térmica a gasoil. La falta de lluvias afecta la producción de las represas
La falta de lluvias en Uruguay y otras zonas de la región se hace sentir en la producción de energía eléctrica. En los primeros 12 días del año el 20% de la generación eléctrica fue de origen térmico.
El contexto actual hace que el recurso agua se cuide al máximo y se utilice solo cuando es estrictamente necesario. Para cubrir las necesidades de hogares y empresas se está recurriendo a los aportes de renovables como eólica, hidráulica y solar; y también a energía térmica de la central de ciclo combinado de Punta del Tigre de UTE durante varias horas del día. Incluso se han llegado a utilizar motores de Central Batlle en menor medida este mes. Esa operativa representó un costo en combustible de entre US$ 1 y US$ 1,5 millones diarios aproximadamente.
Hoy el abastecimiento de la demanda está asegurado. De todas maneras, por estas horas UTE inició los trámites y las negociaciones para importar energía desde Brasil, con el objetivo de reducir los costos de generación.