809597045

(EcoJournal, 11/01/2023) En diálogo con EconoJournal, el interventor del ENRE describió cómo se prepara el ente regulador para la audiencia pública del 23 de enero, donde se tratará el aumento de las tarifas para Edesur y Edenor. A la suba que se decida, se le sumará el impacto de la quita de subsidios para los usuarios de Nivel 1. Según Martello, este grupo concentra al 34% de los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y al 28% del primer y segundo cordón del conurbano.

El próximo 23 de enero desde las 8:30 horas se realizará la audiencia pública para aumentar la tarifa de electricidad en el segmento de distribución del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La convoca el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para analizar el servicio de Edesur y Edenor. EconoJournal entrevistó a Walter Martello, interventor del ente regulador, que asumió respaldado por el ministro de Economía, Sergio Massa. El titular del organismo reconoció el atraso tarifario, pero remarcó que “las facturas deben tener en cuenta la situación económica de los usuarios” y destacó que “el criterio de razonabilidad está incorporado en el acuerdo con el FMI”.

El próximo aumento en la electricidad tendrá un fuerte impacto en los usuarios del AMBA del Nivel 1 (altos ingresos) porque se sumará a la quita del 100% de los subsidios por la política de segmentación. Según describió Martello, la información del ENRE en base a los últimos datos del Registro de Acceso a los Subsidios de la Energía (RASE) indica que el Nivel 1 representa al 34% de los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires, al 28% del primer y segundo cordón del conurbano, excepto en San Isidro y Vicente López que sube al 37% del total. Para los niveles 2 y 3 hay un tope de aumento del 40% y 80% sobre el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) de 2022, respectivamente.